He leído y acepto la política de privacidad.

Acepto recibir ofertas, novedades y promociones de Pollos Teo.

¿Pollo de corral o pollo industrial? Estas son las principales diferencias

BLOG

¿Pollo de corral o pollo industrial? Estas son las principales diferencias

A la hora de comprar un pollo pueden surgir varias dudas, ¿qué elijo, pollo de corral o pollo industrial? A simple vista la diferencia puede ser el color y el precio, pero hay algo más que les hace diferentes. En el post de hoy te vamos a explicar de dónde procede cada uno de los pollos y cuáles son las principales diferencias para que tu elección sea más sencilla.

Crecimiento

Los pollos industriales crecen más rápido y son sacrificados a los 45 días. En cambio, los pollos de corral crecen de forma más lenta, siendo sacrificados a los 90 días. Esta diferencia de tiempo hace que la carne del pollo de corral sea más madura y por ende de mayor calidad.

Calidad de vida

Los pollos industriales viven hacinados en naves aumentando su nivel de estrés. Al estar hacinados, tienden a desarrollar enfermedades infecciosas de manera más frecuente. Estas enfermedades requieren de un tratamiento con antibiótico que en algunas explotaciones se suele administrar de forma preventiva.

Los pollos de corral viven en semi-libertad pudiéndose mover por el campo, lo que les proporciona una mayor calidad de vida y un bajo nivel de estrés. Esto significa que apenas tienen infecciones, por lo que solo se administran los antibióticos si el pollo de corral realmente enferma. Estos pollos lucen una estructura ósea más esbelta y un plumaje de color variado.

Alimentación

Los pollos industriales se alimentan con piensos para que su crecimiento sea más rápido. Sin embargo, el pollo de corral se alimenta principalmente de cereales como el maíz, la cebada o la alfalfa. Esto se traduce en una carne más consistente y un sabor más intenso.

Si hablamos de los pollos de corral ecológicos hay que añadir que no se alimentan con comida que haya sido modificada de forma genética o se haya tratado con químicos como fertilizantes, pesticidas, antibióticos o aditivos. Lo mismo ocurre con el terreno y corrales en los que viven los animales.

Diferencia en el precio

Aunque conocer de dónde viene el pollo que vamos a consumir es fundamental, lo que más le importa al consumidor es el precio entre uno y otro. A simple vista se puede ver una gran diferencia económica entre el pollo de corral y el pollo industrial, pero si vemos cómo crece cada uno la diferencia no sorprende.

El pollo de corral cuesta de media 4,5€ el kilo frente a los 2,2€ del pollo industrial. Esta diferencia se debe a que al ganadero le cuesta más dinero criar al pollo de corral porque requiere de más tiempo para crecer, comen alimentos más caros y no se crían tantos a la vez como los pollos industriales.

La carne del pollo de corral es mucho más saludable, porque tiene menos grasa, es nutritiva y contiene un sabor más intenso que el pollo industrial.

Ahora que ya conoces la diferencia entre el pollo de corral y el pollo industrial seguro que la elección es mucho más sencilla 😉.

En #PollosTeo contamos con los mejores productos para ti y tu familia. Ven y pregúntanos, encuentra tu tienda más cercana.

 

Deja un comentario