He leído y acepto la política de privacidad.

Acepto recibir ofertas, novedades y promociones de Pollos Teo.

Descubre los beneficios del pollo para los más pequeños de la casa

BLOG

beneficios pollo niños

Descubre los beneficios del pollo para los más pequeños de la casa

Si hay un alimento fácil de cocinar, ese es el pollo, un alimento sabroso y fácil de digerir que lo convierte en la comida favorita de los más pequeños, y no tan pequeños.

No solo por su sabor, también por todos los beneficios que tiene, es el alimento ideal para lxs niñxs. Los nutriólogos y pediatras siempre recomiendan el pollo como fuente de nutrientes.

Beneficios del pollo para lxs peques de la casa

Si hablamos de pollo, hablamos de fácil digestión, bajo en grasas, rico en vitaminas, minerales y aminoácidos que son esenciales para el cuerpo.

El pollo incluye muchos nutrientes que son muy saludables. Es rico en vitaminas del grupo B, lo que ayuda a cuidar el sistema nervioso y a reducir el riesgo de padecer enfermedades como el cáncer.  Contiene potasio y zinc, dos minerales que ayudan a la producción de glóbulos rojos, al mantenimiento de los músculos y a fortalecer el sistema inmune. Otro nutriente es el hierro, que ayuda a prevenir problemas como la anemia, contribuye a mejorar el transporte de oxígeno al organismo, y también fortalece los músculos y huesos. Además, el pollo consigue que tu hijx esté más feliz debido al triptófano, un aminoácido relacionado con la sensación del bienestar. Este aumenta los niveles de serotonina, que a su vez aumenta el estado de ánimo y ayuda a que los niños tengan una mejor calidad de sueño.

Existen otros beneficios, por ejemplo: es rico en retinol, licopeno, alfa y beta-caroteno, sustancias que benefician la salud de la vista y la piel. Favorece el buen funcionamiento del sistema cardiaco. Contribuye a la cicatrización de heridas, además de prevenir enfermedades que afectan a los tejidos. Es una carne ligera que tiene bajo contenido en grasas y calorías. Se recomienda el consumo a partir de los 6 meses de edad.

El sabor del pollo

No hay niñx al que se le resista el pollo, un alimento muy apetecible por su sabroso sabor y su fácil digestión. Si pensamos en el pollo con patatas… ¿Quién puede resistirse a él? Además, el pollo provoca sensación de saciedad, por lo que lxs pequeñxs nunca se quedarán con hambre. Es una buena forma de evitar los excesos y los problemas relacionados con la obesidad. 

Recetas fáciles con pollo para niñxs

A continuación, os vamos a dar unas recetas sencillas para hacer en casa y favorecer la ingesta de pollo en lxs más pequeñxs.

Albóndigas de pollo Teriyaki

¿Qué necesitamos?

350gr de carme de pollo molida, 1 huevo, cebolla picada, perejil picado, harina, sal, 1 huevo batido, 2 tazas de pan molido, aceite y una taza de salsa teriyaki.

Paso a paso:

Mezclamos la carne, el huevo, la cebolla, el perejil, la harina y la sal dándole la forma de las albóndigas con el tamaño que desees. Pásalas por el huevo batido y el pan. Mientras, calienta el aceite y cuando esté listo fríe las albóndigas a fuego bajo hasta que cojan el color deseado.

¡Listo para servir!

Nuggets de pollo casero

¿Qué necesitamos?

2 pechugas de pollo, 175gr de queso crema, 2 huevos, 4 cucharadas de harina, 4 cucharadas de pan rallados, aceite de oliva suave para freír y sal.

Paso a paso:

Primero, limpia el pollo y córtalo en trozos de dos centímetros aproximadamente y muélelos en un procesador hasta conseguir una pasta.

Después, mezcla el pollo con el queso crema y la sal, hasta que esté bien integrado y forma pequeñas tortitas. A su vez, bate los huevos. Por último, pasa los Nuggets por la harina, huevo y pan rallado, en ese orden.

Para terminar, fríelos en la sartén con el aceite caliente y ¡a disfrutar!

Fingers de pollo

¿Qué necesitamos?

1 pechuga de pollo cocida y desmenuzada, 1 cucharada de mantequilla, 1 cucharada de harina, 1 taza de leche, 1 cucharada de sal, 1 huevo, 1 taza de pan molido, aceite y la salsa con la que quieras acompañar.

Paso a paso:

Primero, calienta la mantequilla y agrega la harina, cuando tenga color claro añade la leche y deja hervir a fuego lento mientras remueves hasta que se haga una pasta.

Después, agrega el pollo, la sal y el huevo y mézclalo hasta que todo se integre. En ese momento, es hay que darle forma de “deditos”. Pásalos por el pan molido hasta que queden bien cubiertos mientras calientas el aceite.

Por último, fríelos y sírvelos con la salsa favorita de tus hijos.

¡Para chuparse los dedos! ?

 

Deja un comentario