Las mejores recetas rápidas y deliciosas con pollo

BLOG

Las mejores recetas rápidas y deliciosas con pollo

¿Te has planteado hacer una comida diferente para que toda la familia pueda disfrutar? Te traemos tres recetas fáciles, económicas y muy divertidas para preparar en esta cuarentena una cena o comida muy especial en el que los más pequeños puedan poner también sus ingredientes. Sin duda, un regalo directo al paladar. ¿Te atreves a probar nuestras recetas?

Pollo crujiente con doritos

Se trata de una receta rápida con un resultado riquísimo que le gustará a toda la familia, desde los más pequeños hasta los más mayores.

¿Qué necesitamos?

1 pechuga de pollo (por persona) cortada en tiras, leche, sal, harina, 1 huevo y 1 bolsa de Doritos.

Una vez que tengamos todos los ingredientes toca poner las manos en la masa.

  1. Cortamos el pollo en tiras, lo sumergimos en la leche y lo dejamos ahí durante 30 minutos.
  2. Aprovechamos este tiempo para ir ‘haciendo añicos’ los doritos. Podemos picarlos directamente en la bolsa o en un bol con un mazo de mortero, por ejemplo.
  3. Después de los 30 minutos sacamos el pollo y le ponemos sal y seguidamente lo pasamos por el huevo batido.
  4. Una vez saquemos la pechuga de pollo del huevo, lo rebozamos en los doritos picados para que todo el pollo acabe envuelto de doritos.
  5. ¡Ya casi está! Solo faltaría ponerlo en el horno durante unos 20-25 minutos para que se termine de hacer.
  6. Ahora sí ¡a disfrutar!

Pizza con base de pollo

Es una receta ideal para sorprender, divertida y está riquísima. Si hay niños pequeños en casa es una buena elaboración para que participen y se inicien en el mundo de la cocina, siempre bajo la supervisión de un adulto ya que tendremos que cocinar el pollo y usar el horno. Pero ellos pueden ayudar en la decoración de la pizza.

¿Qué necesitamos?

Pechugas de pollo (dependiendo el número de comensales), aceite para freír, salsa de tomate, 2 cucharadas soperas, queso rallado (50g), bacon (30g) y aceitunas (O los ingredientes que queramos poner en nuestra pizza).

  1. Primero limpiamos la pechuga y la abrimos dándole la forma que queremos que tenga nuestra pizza (corazón, círculo, corbata para el día del padre, bigote…) eso lo dejamos a vuestra imaginación. Recuerda que el pollo va a ser la base de la pizza, por lo que nuestra creación tendrá esta forma.
  2.  El siguiente paso es la elaboración del rebozado para el pollo. Podemos cocinar una salsa para darle un sabor sabroso a nuestra pizza. ¿Tienes alguna favorita? Puedes probar con salsa bbq, de manzana, de almendras… ¡Deja volar tu imaginación!
  3. Una vez elegida nuestra salsa, pasamos el pollo por la salsa y la freímos durante unos 10 minutos. Podemos aprovechar esta fase para poner el horno a calentar.
  4. Una vez freído el pollo, elaboramos la pizza: tomate, queso y todos los toppings que queramos añadir al gusto (bacon, jamón, aceitunas, cebolla…). Colocamos nuestra elección sobre la base de pollo y directo al horno.
  5. ¿Sabes cuál es el último paso? ¡Disfrutar de la creación!

 

Pollo relleno de verduras

No podíamos compartir recetas y no incluir una fit como es el pollo relleno de verduras, directa para aquellos que no quieren romper la dieta ni en los días festivos.

¿Qué necesitamos?

2 pechugas de pollo, 1 cebolla, 1 pimiento rojo, 2 pimientos verdes, 400 gramos de tomate triturado, 3 cucharadas de aceite, 2 cucharaditas especias al gusto, 50 gramos de queso rallado, sal y azúcar.

  1. Primero cortamos la cebolla y la cocinamos en la sartén a fuego medio con 2 cucharadas de aceite, añadimos sal y dejamos que se cocine.
  2. Lavamos y cortamos en tiras finas los pimientos y los añadimos a la sartén con la cebolla y una taza de agua. Si queréis añadirle alguna especia para que le dé más sabor, este es el momento para hacerlo. Lo dejamos que se cocine mientras removemos de vez en cuando.
  3. Cortamos unos ajos para ponerlos en otra sartén a la que añadiremos tomate triturado. Tapamos y dejamos que la salsa disminuya vigilando que no se queme.
  4. Mientras controlamos las sartenes, podemos ir cortando las pechugas de pollo de forma transversal sin llegar hasta el final.
  5. Una vez esté cocinado todo lo que tenemos en las sartenes, lo apartamos del fuego.
  6. Ahora llega el momento de crear nuestro plato, rellenamos nuestras pechugas con la verdura que hemos cocinado y finalmente le añadimos el tomate por encima, también podemos ponerlo en la base de las pechugas.
  7. Después las introducimos en el horno a 180º que podemos ir precalentando mientras rellenamos nuestras pechugas. Una vez alcance la temperatura, introducimos las pechugas y cuando estén al gusto ¡A disfrutar!

 

Estas son nuestras recetas para sorprender a la familia ¿Te has atrevido a probarlas? ¿Has creado nuevos platos? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales!

Deja un comentario

¡Envíanos tu lista de la compra!